IBV lidera un proyecto europeo que hará más “humanos” a los vehículos autónomos

26 Junio 2019

El vehículo conectado y autónomo es ya una realidad, aunque no está totalmente aceptado por parte de los usuarios. A pesar de sus ventajas en cuanto a reducción de accidentes por distracción o inclusión de personas que necesitan un transporte puerta a puerta acorde a sus necesidades, existen reticencias para su incorporación en el día a día.


El vehículo conectado y autónomo es ya una realidad, aunque no está totalmente aceptado por parte de los usuarios. A pesar de sus ventajas en cuanto a reducción de accidentes por distracción o inclusión de personas que necesitan un transporte puerta a puerta acorde a sus necesidades, existen reticencias para su incorporación en el día a día.


 

Entre otros, los problemas sociales relacionados con la aceptación del público, la conciencia del usuario y la ética se han convertido en preocupaciones prioritarias para fabricantes y administraciones públicas.

Para abordar esta problemática, el Instituto de Biomecánica (IBV) está liderando el proyecto europeo SUaaVE (SUpporting acceptance of automated Vehicle), que cuenta con financiación del programa Horizonte 2020. El objetivo principal es mejorar la respuesta y la sensibilidad del vehículo autónomo, haciéndolo más consciente de las necesidades de los ocupantes, peatones y otros conductores.

José Solaz, director de innovación en Automoción del IBV, asegura que de esta manera “conseguiremos una mayor aceptación del vehículo autónomo al resolver la brecha existente entre tecnología y las necesidades reales de los ciudadanos”

Todo esto será posible mediante una estrecha colaboración entre empresas, universidades y centros tecnológicos, a través de un proceso de diseño que tendrá siempre en cuenta al usuario final del vehículo, conocido como diseño orientado a las personas (HDD).

IBV SUaaVE imagen 01 W

SUaaVE resolverá esta brecha mejorando las sinergias de las ciencias sociales, la investigación de factores humanos y el mercado del automóvil. “Se trata de poner a la persona en el eje del desarrollo tecnológico y no a la inversa. Para ello, realizaremos un proceso continuado de evaluación, diseño colaborativo y creación de prototipos que serán probados por los propios futuros usuarios”, asegura el director de Innovación de Mercado de Automoción.
Participación de usuarios y expertos

En concreto, más de 4.000 usuarios potenciales del vehículo autónomo (pasajeros, conductores tradicionales y futuros así como usuarios vulnerables) y más de 100 expertos y entidades interesadas participarán en el proceso

Las diez entidades que, junto al IBV como coordinador, forman el consorcio son las empresas españolas IDIADA Automotive Technology y FICOSA ADAS; el Centro de Investigación de FIAT en Italia; la Universidad de Groningen (Holanda); la Fundación PARTENARIAL MOV'EOTEC, el Instituto francés del transporte IFSTTAR, el Instituto Politécnico de Burdeos y CIVITEC SARL en Francia; y la Universidad Técnica de Múnich (Alemania).

EUROPA bandera

Este proyecto ha sido financiado por el programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Unión Europea en virtud del acuerdo de subvención Nº 814999.

  • Universitat Politècnica de València · Camino de Vera s/n · 46022 · Valencia · España
  • +34 96 111 11 70 / +34 610 567 200
  • +34 96 387 91 69
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Noticias IBV

Top

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra poítica de cookies.