Actividades de I+D en Promoción y Cuidado de la Salud

Este proyecto está financiado por la Línea Nominativa S8021000 aprobada por la Ley de Presupuestos de la Generalitat para 2016, cofinanciada en un 50% a través del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana 2014-2020: Eje Prioritario 1.

 

01 Institucional valFEDER hacer Europa3

Proyecto de I+D a desarrollar en el plan de actividades no económicas 2016, que corresponde a una de las áreas de aplicación de conocimiento del IBV: Promoción y Cuidado de la Salud.


Relacionada con las aplicaciones de conocimientos sobre actividad física, alimentación, descanso, desarrollo personal, ocio, consumo, accesibilidad, autonomía personal, etc., a la promoción de la salud y el bienestar.

El plan de actividades de carácter no económico del Instituto de Biomecánica (IBV) comprende actividades definidas por la Comisión Europea como “actividades primarías de los organismos de investigación” y que carecen, por tanto, de carácter o utilidad económica (Marco Comunitario sobre ayudas estatales de Investigación y Desarrollo e Innovación).

En un plano estratégico, su objetivo es mejorar las capacidades del IBV y el impacto empresarial mediante el desarrollo de sus fines institucionales, aplicando el conocimiento tecnológico que genera para el desarrollo y fortalecimiento de la competitividad de las empresas.


En este plan de actividades de carácter no económico contribuye a la aspiración del IBV a ser un centro líder en sus ámbitos de trabajo y en continua evolución que se distinga por proporcionar servicios y productos tecnológicos de alto valor relacionados con la salud (enfermedades y discapacidades) y el bienestar y la calidad de vida (seguridad y prevención, confort y satisfacción, rendimiento y ocio, etc.), que favorezcan la rentabilidad y diferenciación de sus clientes a la vez que abren oportunidades de desarrollo profesional y personal a sus trabajadores y contribuyen a la mejora de su entorno social y económico.


Desde este planteamiento, los proyectos de I+D que se proponen para el ejercicio 2016 se estructuran en el desarrollo de las hojas de ruta de las áreas de aplicación de conocimiento del IBV y se plantea un esquema común para todos ellos:

  • Actualización de conocimiento científico y de soluciones tecnológicas aplicables al AAC
  • Puesta a punto de técnicas y metodologías
  • Aplicación de las metodologías y técnicas puestas a punto
  • Generación de criterios
  • Líneas futuras de investigación del AAC. Actualización de la hoja de ruta del AAC
  • Comunicación y difusión científico-técnica
  • Coordinación del proyecto

A su vez, para cada una de las cuatro AAC nucleares del IBV (ANT, AVB, DIN, PSA) se plantean objetivos específicos a desarrollar durante el ejercicio 2016. En este área (PROMOCIÓN Y CUIDADO DE LA SALUD) las actividades se enmarcan en una línea de investigación principal relacionada con la Promoción de Salud en el Trabajo, cuyo finalidad última es la puesta a punto de metodologías que permitan diagnosticar la situación de la empresa, identificar los programas de Promoción de la Salud a poner en marcha y evaluar la mejora en su calidad de vida tras la implantación de dichos programas.

En este proyecto se plantean las actividades de I+D a realizar en 2016 para el avance en el conocimiento necesario en el Área de Aplicación del Conocimiento (AAC) de Promoción y Cuidado de la Salud (PSA).

La OMS define la Promoción de la Salud como “el proceso que permite a las personas incrementar el control sobre su salud para mejorarla”, entendiendo la salud como “el estado completo de bienestar físico, psicológico y social, y no solo la ausencia de enfermedad”.


El AAC PSA tiene como objetivo conocer las capacidades, características, necesidades y preferencias de las personas para prescribir de una manera innovadora y personalizada los productos, servicios y entornos orientados a mejorar su calidad de vida.


Con el objetivo de realizar una prescripción de recursos que se adecue perfectamente a las personas, este área integra los criterios provenientes de las cuatro AAC: criterios funcionales (AVB), criterios morfométricos y antropométricos (ANT), criterios ergonómicos (DIN) y criterios de necesidades y preferencias (PSA). Entre los criterios de necesidades y preferencias de las personas se incluyen los relacionados con prevención de riesgos, mantenimiento de la salud, asistencia sanitaria, mejora de la autonomía personal y accesibilidad, atención a la dependencia, mejora del rendimiento, confort y satisfacción de productos, entornos y servicios.


Mediante la integración de todos los criterios, el AAC PSA será capaz de identificar y asignar el conjunto de recursos más adecuados a las personas para la mejora de su propia calidad de vida, entre los que se incluyen los relacionados con la actividad física, el descanso, la rehabilitación y atención a la dependencia, el transporte, el turismo y ocio para la salud, el mobiliario, los entornos y puestos de trabajo ergonómicos, EPIs, productos sanitarios y productos e instalaciones deportivas.

 

04 PSA figura 01


El siguiente esquema muestra la estructura del área de conocimiento PSA descrito en su hoja de ruta.

Para el año 2016 se ha seleccionado dentro del AAC PSA una línea de investigación principal relacionada con la PROMOCIÓN DE LA SALUD EN EL TRABAJO. Pensamos que los centros de trabajo constituyen escenarios idóneos para el desarrollo de actividades de Promoción de la Salud debido a estar constituidos por grandes grupos de personas, donde pasan buena parte de su jornada. En dichos escenarios es posible promover el soporte social que brindan los compañeros de trabajo y organizar algunos cambios en el entorno, en cooperación con los empresarios.
El concepto de la “Promoción de la Salud en el Trabajo” (PST) surgió, a mediados de los años 90 y fue definido por la Red Europea de Promoción de la Salud en el Trabajo (ENHWP) en su Declaración de Luxemburgo como “aunar los esfuerzos de los empresarios, los trabajadores y la sociedad para mejorar la salud y el bienestar de las personas en el lugar de trabajo”.

 

Los resultados de este proyecto repercutirán en la mejora de la sostenibilidad de las empresas de la Comunitat Valenciana, al facilitarles herramientas que permitan una implantación de programas de Promoción de la salud ajustados a las capacidades, características, necesidades y preferencias de sus trabajadores. Se ha demostrado que una adecuada implantación de este tipo de programas repercute positivamente en los resultados económicos de la empresa, tanto por la disminución de los costes sanitarios relacionados con absentismo y enfermedades, como por la mejora de la productividad, competitividad y compromiso con la empresa de los trabajadores, así como por la mejora de la imagen y valor de marca de la empresa.

Por otro lado, los resultados de este proyecto también repercutirán indirectamente en la competitividad de las empresas de la Comunitat Valenciana que ofrezcan productos y servicios orientados a mejorar el bienestar de los trabajadores (servicios de prevención ajenos, mutuas y empresas de los sectores deporte, descanso, turismo y ocio y rehabilitación y atención a la dependencia principalmente). Tras la finalización de este proyecto, estas empresas contarán con criterios para la asignación de recursos o la definición de su oferta teniendo en cuenta los perfiles específicos de sus clientes.

La salud, la seguridad y el bienestar de los trabajadores son de fundamental importancia para los propios trabajadores y sus familias, y también para la productividad, la competitividad y la sostenibilidad de las empresas y, por ende, para las economías de los países y del mundo. En la actualidad, a nivel mundial se estima que mueren 2 millones de personas cada año como resultado de accidentes, enfermedades o heridas relacionadas con el trabajo.

También existen accidentes no fatales en el lugar de trabajo los cuales suman alrededor de 268 millones de incidentes que provocan al menos tres días laborables perdidos por incapacidad y 160 millones de nuevos casos de enfermedad relacionada al trabajo. Adicionalmente el 8% de la tasa global de trastornos depresivos se relaciona actualmente con riesgos ocupacionales [1].

En España, cada año se producen más de 500.000 accidentes de trabajo con baja, más de 500 accidentes mortales y más de 17.000 partes notificados de enfermedades profesionales [2]. A pesar de que la crisis económica en nuestro país ha desencadenado cambios dramáticos en el mercado laboral (el paro pasó del 9% en 2007 al 26% en 2013) que podrían haber contribuido a un descenso de los accidentes laborales, la incidencia de éstos sigue siendo una de las más altas de la Unión Europea. La creciente precariedad e inseguridad laboral debida a los cambios organizativos de las empresas por los cambios en la economía están haciendo que la exposición a los riesgos psicosociales en el trabajo sea cada vez más frecuente e intensa. Estos denominados “riesgos psicosociales” se definen como aquellas deficiencias en el diseño, la organización y la gestión del trabajo que pueden producir daños psicológicos, físicos o sociales [3].

Además, en España, al igual que en el resto de países desarrollados, en los últimos años se han globalizado los mercados, se han mejorado los niveles de bienestar, pero también han aparecido nuevos factores negativos, como son los hábitos alimentarios inapropiados, el sedentarismo, el consumo de tabaco y el estrés. A ello se une un progresivo envejecimiento de la población, como consecuencia de la prolongación de la esperanza de vida y de la mejora de la atención sanitaria y de los procesos asistenciales, lo que contribuye al incremento paulatino de las enfermedades crónicas, incluidas la obesidad, la diabetes mellitus, las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión, los accidentes cerebrovasculares y algunos tipos de cáncer, causas, cada vez más importantes y de discapacidad, aparte de suponer una carga adicional para los presupuestos sanitarios nacionales.


Debido al coste económico que conlleva el cambio demográfico y la aparición de nuevos estilos de vida, la prevención debe plantearse nuevos retos dentro de la salud y seguridad laborales, y dirigir sus esfuerzos más allá de la mera identificación y reducción del riesgo. Debe dotarse a los trabajadores de recursos que promuevan comportamientos seguros y saludables que sean válidas para el entorno de trabajo y para la dimensión social de la persona.

La Declaración de Luxemburgo sobre la Promoción de la Salud (1997), la Declaración de Stresa sobre la salud de los trabajadores (2006), el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y el Plan de acción mundial sobre la salud de los trabajadores de la OMS (2007) realizan aportes importantes sobre promoción de la salud en la empresa.


El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) define la salud como: “Pensar en salud adquiere una dimensión que trasciende el ámbito personal para extenderse a la organización y la sociedad. Nos preocupa y nos interesa reducir el sedentarismo, promover buenas prácticas alimentarias, trabajar en la detección precoz de enfermedades, en buscar prácticas que equilibren las exigencias laborales, familiares y personales; queremos valorar y manejar las cargas estresantes, la presión y los factores ocasionados por la propia organización; y favorecer la integración y el apoyo a los discapacitados, la igualdad de derechos y oportunidades, y el compromiso social”


Esta definición intenta establecer un marco conceptual que ayude a organizar y emprender programas de promoción de la salud en la empresa que consideren actuaciones a todos los niveles (persona, organización y sociedad) y busca la participación y colaboración de todos los actores importantes (administraciones competentes, expertos, empresarios y trabajadores).


La OMS define un entorno de trabajo saludable como: “Un lugar de trabajo saludable es aquel en el que los
trabajadores y el personal superior colaboran en la aplicación de un proceso de mejora continua para proteger y promover la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores y la sostenibilidad del lugar de trabajo, teniendo en cuenta las siguientes consideraciones establecidas sobre la base de las necesidades previamente determinadas:

  • temas de salud y de seguridad en el entorno físico de trabajo;
  • temas de salud, seguridad y bienestar en el entorno psicosocial de trabajo, con inclusión de la organización del trabajo y de la cultura laboral;
  • recursos de salud personal en el lugar de trabajo, y
  • maneras de participar en la comunidad para mejorar la salud de los trabajadores, sus familias y otros miembros de la comunidad.


El objetivo general del proyecto es la realización de actividades de investigación y desarrollo para el avance en el conocimiento necesario en el Área de Aplicación del Conocimiento (AAC) de Promoción y Cuidado de la Salud (PSA) de acuerdo al plan estratégico de I+D del IBV descrito en su hoja de ruta. Las actividades de I+D a realizar en 2016 se enmarcan en una línea de investigación principal relacionada con la Promoción de Salud en el Trabajo, cuyo finalidad última es la puesta a punto de metodologías que permitan diagnosticar el bienestar de los trabajadores que permita a las empresas de la Comunitat Valenciana organizar y poner en marcha programas de Promoción de la Salud ajustados a las capacidades, características, necesidades y preferencias de sus trabajadores y evaluar su impacto en la empresa (reducción de absentismo, mejora del clima laboral, mejora de la productividad, etc.).

Los objetivos específicos previstos del proyecto son los siguientes:

  • Poner a punto un procedimiento metodológico de identificación y evaluación de riesgos ocupacionales.
  • Poner a punto un procedimiento metodológico de diagnóstico y seguimiento del estado de salud de los trabajadores.
  • Poner a punto un procedimiento metodológico de identificación de las necesidades y preferencias de la empresa y de los trabajadores en relación a la mejora de su bienestar.
  • Aplicar metodologías de investigación social y psicosociología aplicada a diferentes organizaciones y grupos poblacionales (trabajadores de edad avanzada, trabajadores a turnos, etc.) para identificar las necesidades y preferencias relacionadas con la mejora de su bienestar, tanto en entorno laboral como personal.
  • Elaborar programas de Promoción de la Salud en función del diagnóstico del bienestar de los trabajadores de la empresa, incluyendo recomendaciones e intervenciones que aborden de una manera integral y personalizada todos los factores que afectan: entorno físico y psicosocial de trabajo (adaptación ergonómica de puestos, integración laboral de personas con necesidades especiales, planes de ergonomía activa, creación de entornos de trabajo saludables) y recursos de salud personal enfocados en especial a la promoción de hábitos saludables (actividad física, alimentación, descanso y ocio saludable, etc.).

Los resultados que se espera obtener son:

  • Procedimiento de diagnóstico del bienestar de los trabajadores (físico, psicológico y social) que permita a las empresas de la Comunitat Valenciana organizar y poner en marcha programas de Promoción de la Salud ajustados a las capacidades, características, necesidades y preferencias de sus trabajadores. Este procedimiento dispondrá de una serie de herramientas que permitan:
    • Identificar y evaluar riesgos ocupacionales. En concreto, se desarrollarán herramientas que permitan recoger datos en el entorno de trabajo para evaluar los riesgos de tipo ergonómico y psicosocial.
    • Diagnosticar y hacer un seguimiento del estado de salud de los trabajadores. Estas herramientas profundizarán en la evaluación de la calidad del descanso, identificando las potenciales causas de trastornos del descanso.
    • Identificar necesidades y preferencias de las organizaciones y trabajadores en relación a la mejora de su bienestar mediante metodologías de investigación social y psicosociología aplicada. Mediante estas metodologías, se identificarán necesidades relacionadas con la mejora de su bienestar, tanto en entorno laboral como personal.

Este procedimiento dispondrá también de herramientas que permitan a las empresas evaluar el impacto de dichos programas: reducción de absentismo, mejora del clima laboral, mejora de la productividad, etc.

  • Necesidades y preferencias de diferentes organizaciones y grupos poblacionales relacionadas con la mejora de su bienestar. Durante el año 2016 se profundizará en los siguientes grupos poblacionales:
    • Trabajadores de edad avanzada, los cuales aumentan significativamente debido a los cambios demográficos y requieren necesidades específicas en su entorno de trabajo al sufrir deterioro en sus capacidades funcionales y en su estado de salud.
    • Trabajadores de producción con jornada laboral a turnos, al ser un grupo vulnerable a sufrir riesgos ocupacionales y un deterioro en su estado de salud y bienestar como consecuencia de su mala calidad de descanso.
    • Trabajadores de oficina, al disponer de un puesto de trabajo sedentario, adquirir malos hábitos posturales y permanecer durante muchas horas en la misma posición, lo cual les caracteriza por ser un grupo vulnerable de sufrir lesiones músculo-esqueléticas.
  • Criterios de identificación y asignación de recursos más adecuados a las organizaciones y a los trabajadores para la mejora de su bienestar que permitirán elaborar Programas de Promoción de la Salud en el Trabajo. Durante el año 2016, se desarrollarán contenidos que permitan a las empresas:
    • Adaptar ergonómicamente puestos de trabajo.
    • Integrar laboralmente a personas con necesidades especiales.
    • Desarrollar programas de ergonomía activa (ejercicios de calentamiento y estiramientos) en función de riesgos músculo-esqueléticos.
    • Crear entornos de trabajo saludables, teniendo en cuenta aspectos tanto físicos como psicosociales.
    • Realizar acciones para promover hábitos saludables (reducción consumo tabaco, nutrición saludable, actividad física y pautas de higiene de descanso y ocio saludable).

     

 

04 PSA figura 02

Una de las claves más importantes que justifican las actuales áreas de aplicación de conocimiento del IBV ha sido la búsqueda del mayor impacto posible en los sectores industriales en los que el IBV desarrolla su actividad.

tabla impacto

04 PSA tabla impacto

 

Intensidad del impacto de la Promoción y Cuidado de la Salud en los diferentes sectores industriales.


Fecha de inicio: 01-01-2016
Fecha de finalización: 31-12-2016
Referencia del proyecto: IMAMCJ/2016/1

Instituto de Biomecánica (IBV), coordinador.

  • Universitat Politècnica de València · Camino de Vera s/n · 46022 · Valencia · España
  • +34 96 111 11 70 / +34 610 567 200
  • +34 96 387 91 69
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Noticias IBV

Top

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra poítica de cookies.